¿Ejercicio en el embarazo?

Muchas mujeres cuando se quedan embarazadas optan por dejar de lado toda actividad física, en parte por miedo a que pueda afectar negativamente al bebé. Sin embargo, la actividad física moderada durante el embarazo puede ser muy beneficiosa tanto para la madre como para el niño, siempre que sea guiada por profesionales con experiencia para trabajar de forma segura.

En mi caso, nunca he sido especialmente deportista, más bien todo lo contrario, pero ante la insistencia de mi marido y después de escuchar casos cercanos, me decididí a hacer pilates a partir de la semana 20.

El Pilates es una de las disciplinas que mejor nos pueden venir en ese momento: el control corporal y de la respiración, el trabajo del suelo pélvico, el fortalecimiento de la espalda y la movilización y estabilización de la columna son algunos de los beneficios que podemos obtener al practicar Pilates durante el embarazo. Yo lo noté muchisimo, iba dos veces en semana una hora cada día y salía mucho más relajada y con la espalda como nueva. Si vivís en Madrid, yo os recomiendo el centro BabyBe, centro especializado en embarazadas y postparto. (Ya os hablaré más adelante de él porque ha sido mi centro de referencia).

pilates
Final de una clase de pilates en la semana 22 de embarazo. Centro BabyBe.

A continuación os dejo un resumen de las numerosas ventajas que tiene el Pilates para las futuras mamás:

  • Los ejercicios en posición de cuadrupedia (a cuatro patas)son beneficiosos durante el embarazo, ya que liberan el peso de la espalda. El fortalecimiento de la espalda, sobre todo de la zona lumbar, es importante para poder llevar la barriguita sin problemas.
  • Los ejercicios de movilización de la columna, como el clásico “perro y mesa” nos ayudarán a conocer bien nuestro cuerpo y a movilizar y estabilizar la zona de la columna vertebral. Además, es importante insistir en la reeducación postural, que nos ahorrará más de un dolor de espalda cuando la tripa comience a crecer.
  • El trabajo del suelo pélvico(IMPORTANTÍIIISIMO, amigas) a través del método Pilates desde el segundo trimestre del embarazo (y no a un mes de dar a luz, como se venía haciendo tradicionalmente) nos ayudarán a conservar el tono de esta musculatura interna y a facilitar el camino el día del parto. Si los realizamos desde un principio también nos será más sencillo recuperar el tono después de dar a luz.
  • Hacia el final del embarazo es conveniente hacer hincapié en algunos ejercicios de apertura de la pelvispara que el bebé se encaje (tome una buena postura de salida) y facilitemos el parto. Los ejercicios sobre fitball son una gran ayuda en este momento.
  • El control de la respiración, uno de los pilares básicos del Pilates, también nos ayudará de cara al día del nacimiento. Saber dirigir la entrada del aire hacia nuestras costillas o hacia el suelo pélvico hará que el parto sea más agradable.

En definitiva, siempre y cuando el médico no diga lo contrario, mi recomendación es hacer algo de ejercicio, principalmente, para sentirte bien contigo misma. Al principio da pereza, sí, pero luego se agradece.

@Saralacalle

2 comentarios sobre “¿Ejercicio en el embarazo?

  1. Totalmente de acuerdo contigo. Yo también hice ejercicio durante el embarazo y me venía bien tanto física como mentalmente. Y eso que en general, tampoco he sido deportista nunca.
    Y en el post parto descubrí los hipopresivos y el pilates con telas y es una maravilla!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s