Maniobra de Hamilton, ¿mani…qué?

Las que hayáis estado embarazadas o lo estéis ahora mismo, estaréis de acuerdo conmigo en que en el momento en el que el test da positivo deberían darnos un diccionario… ¿Pero de dónde sale tanto término raro? Que si puerperio, que si perineal, que si contraccciones de Braxton. Disculpe, ¿en qué idioma me está hablando?

Eso pensé yo la primera vez que leí sobra la Maniobra de Hamilton, que nada tiene que ver con la Fórmula 1. La maniobra en cuestión es un método de inducción al parto que consiste en despegar con el dedo las membranas amnióticas de la pared del útero y así favorecer el inicio del parto. Esta técnica, que puede ser efectuada tanto por la matrona como por el ginecólogo, se realiza “mediante un tacto vaginal con un movimiento circular del dedo”.  Para poder llevarla a cabo, la bolsa amniótica debe estar en perfecto estado, es decir, la mujer no puede haber roto aguas.

Hamilton
Maniobra de Hamilton

Es una práctica un tanto controvertida porque, a pesar de ser poco invasiva, de no tener contraindicaciones específicas, y de no conllevar muchos riesgos, ni para la madre ni para el bebé –en general no afecta a las tasas de cesáreas, ni a los partos instrumentales, y no incrementa el riesgo de infección materna o fetal–, la mayoría de las veces se considera innecesaria. La Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) señala en sus protocolos que su eficacia para iniciar el parto no ha sido bien establecida.

Una vez explicado qué es, es importante resaltar que para que te la realicen deben informarte antes y dar tú autorización verbal para que así sea.

En mi caso, me practicaron la maniobra sin yo saberlo y, por supuesto, sin haber dado mi consentimiento.

En la semana 39 de embarazo en una de las últimas revisiones mi ginecólogo me mandó a urgencias porque tenía la tensión muy alta y había que hacer un seguimiento más exhaustivo y, de paso, ver en monitores si había o no contracciones. En resumen, por no extenderme mucho, es que en la consulta de urgencias me realizaron un tacto muy doloroso (en los anteriores no había sentido nada) y empecé a sangrar bastante. Asustada, se lo comenté a mi marido y le dije “creo que me han hecho lo de Hamilton”. ¿Os imagináis su cara? Pensaba que me había vuelto loca, claro. ¿Cómo supe que me la habían practicado? Muy fácil, la gineólogo en cuestión a mi no me lo dijo pero lo plasmó en el informe…

Hamilton 2
Extracto del informe de urgencias. Hospital Quirón San José.

Por favor, preguntad en todo momento qué os están haciendo y para qué sirve. Yo lo pregunté pero no sirvió de nada. Somos primerizas, sí, pero informadas.

Por cierto, la dichosa maniobra a mi no me sirvió de nada, pero eso es otro post.

@Saralacalle

NOTA: Más info sobre la Maniobra de Hamilton en: http://matronaonline.net/maniobra-de-hamilton/

2 comentarios sobre “Maniobra de Hamilton, ¿mani…qué?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s