Los errores que cometí (y que sigo cometiendo)

Como buena primeriza, hay errores que vas a cometer y no pasa nada, ¿recuerdas algo que te haya salido bien la primera vez? Seguramente no.  En este post os voy a contar lo que yo considero que han sido errores durante el embarazo, por si a alguien puede ayudarle a no repetirlos.

Errores de novata:

  1. Duplicidad de médicos. Este ya lo he contado en algún otro post, pero es el que considero el error más grave. Elige bien a tu ginecólogo y a tu matrona y ya. No dupliques diagnósticos y visitas, a no ser que sea necesario.
  2. FPP. Estas siglas que tanta ilusión nos hacen… Fecha Probable de Parto. Já. En mi caso salía de cuentas el 15 de noviembre, luego en una de esas duplicidades médicas me dijeron que no, que una semana antes, el 8 de noviembre, y para más inri, en la siguiente visita me dijeron que se me iba a adelantar. ¿Y qué hice yo? Pues contarle a todo aquel que me preguntaba qué tal estaba que muy bien y que el parto se me iba a adelantar. Já de nuevo. El bebé nació el 23 de noviembre. Amiga, a tu FPP súmale mentalmente 10 días y cuando te pregunten, di la fecha retocada o tu madre y tu suegra acabarán con tu ya escasa paciencia a esas alturas del embarazo.
  3. Kilos. Sí, lo sé, tienes mucha hambre y cualquier “guarrería” te viene bien. Lo sé. Durante los ocho primeros meses de embarazo engordé 8 kilos, en el último mes cogí 4. Ves que la FPP (Jajaja) ya está ahí y piensas “buah, total por una bolsa de patatas…”, “buah, por un heladito…”. No digo que no comas, digo que no se te vaya de las manos como a mi.
  4. Ofertas. Lo sé, eres primeriza y no tienes nada y te mueres de ilusión de equipar al retoño pero, ojo, lo barato sale caro. Nosotros caímos en el error de comprar el carro (un trío monísimo de Grupo 0, capazo y sillita) en el Prime Day de Amazon, nos ahorrábamos más de 200€ y nos volvimos locos. ERROR. El carro no cabía en el maletero del coche.
  5. Tallas. En una de mis duplicidades médicas me dijeron que el bebé iba a ser muy pequeño y que comprase cositas de la talla 0. Pues otro error también. El bebé era pequeño, sí, pero con un par de cositas de esa talla hubiese servido. Yo le equipé como si fuese a tener esa talla siete meses.
  6. Imaginación. Este no es un error como tal, pero como para mi fue “un chasco”, lo incluyo. No te imagines tu parto o al menos, no lo idealices. Yo me imaginaba rompiendo aguas, saliendo corriendo por la noche, entrando al hospital llorando como una loca y… al final fue un parto programado. Ingresé a las 8 de la mañana, con una sonrisa y con la manicura hecha.

Como veis, esto de la maternidad es un aprendizaje constante y está lleno de “errores” que hacen cada día sea más divertido que el anterior.

@Saralacalle

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s