¿Guardería? Aún no, por favor.

Que las guarderías son necesarias para que padres y madres podamos compatibilizar nuestra carrera profesional con el cuidado de los hijos, es una realidad.

Al igual que es también una realidad que las bajas por maternidad/paternidad deberían ser más largas para que los niños no entraran tan bebés en las escuelas infantiles. Sobre la necesidad o no de estos centros en los primeros años de vida del niño hay muchas opiniones. Y la mía, en este caso, es que si pudiese no llevaría a mi bebé a la guardería. Él empezó ahora hace un mes y está súper adaptado y contento, además, hemos notado mucho cambio en cuanto a sus habilidades. Es increíble cómo día a día se notan avances que para él suponen todo un mundo: 5 lobitos, gatear a una velocidad de infarto, tocarse según qué partes de su cuerpo por pura imitación, etc.

Escuela infantil
Enfrentándonos a su primer día de guarde. Sept.18.

Si no le llevase a la guarde, ¿su desarrollo sería más lento? Hay mogollón de estudios al respecto y no lo tengo claro aún. Los bebés tienen unas habilidades sociales que desarrollan sí o sí, pero siendo tan pequeños se limitan a “sobrevivir” en su entorno y a imponer su criterio. Asomaos un día a una clase de guarde de un año y entenderéis de qué hablo…

Por otro lado, está la famosa frase “prepárate, el primer año de guarde lo cogen todo”. Qué exagerados son, pensaba. Qué ilusa soy, afirmo. Los pediatras, grandes salvadores en nuestras vidas,  afirman que no es igual afrontar una enfermedad con ocho meses que con tres años, ya que las defensas y el sistema inmunológico del niño, reacciona de diferente modo en cada edad, siendo éste cada vez más maduro. Totalmente lógico.

Dicho todo esto, ¿por qué llevo a mi hijo a una guarde? Por conciliar. Siempre hemos tenido ayuda de familia pero… están a 30 km de nosotros y nos supone un gran esfuerzo ir y venir a diario con el consiguiente tráfico, atasco, horario y demás “ventajas” de vivir en Madrid. A nosotros la guarde nos ayuda a tener más tiempo para él. Ahora le recojo a las 16.00h y no tocamos el coche, merendamos en el parque, paseamos, venimos a casa a jugar con papá, baño, cena, cuento y a dormir. Mucho más sano para todos.

Resumiendo, las escuelas infantiles son una gran herramienta de ayuda para los padres, pero no son necesarias e indispensables para el desarrollo de los niños menores de tres años, ya que lo que aprendan en ellas también pueden adquirirlo en familia, estando en contacto con su entorno y desenvolviéndose en un ambiente natural.

Y, lo más importante, amigos, no juzguemos alegremente. Llevar o no a tu hijo a la escuela infantil no es una decisión fácil. Yo aún pienso si me estoy equivocando o no.

@Saralacalle

7 comentarios sobre “¿Guardería? Aún no, por favor.

  1. Yo no quería llevar a mi bebé a la guarde pero tuve que hacerlo por trabajo a los 6 meses. No me arrepiento pero es muy duro y siento que me he perdido muchas cosas.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s